Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

domingo, 17 de diciembre de 2017

Shostakovich. Sinfonía. nº 11. Slovák. Czecho-Slovak Radio Symphony Orchestra - Bratislava. CSRSO. 1988.


Queridos amigos seguimos avanzando por el sendero sinfónico de Shostakovich de la mano del maestro Slovák en este precioso recorrido, sensacional añadiría y revelador de muchas cosas. Quedan ya pocas entregas, con la de hoy, si no me equivoco nos quedarían pendientes los discos con las sinfonías nº 13 y la nº 14.

La undécima sinfonía de Shostakovich "El Año 1905" fue compuesta en 1957 y se estrenó por vez primera el 30 de octubre de 1957 en el Conservatorio de Moscú por la Orquesta Sinfónica del Estado de la URSS dirigida por Nikolai Rakhlin.

Fue un éxito inmediato, marcando el inicio de la "rehabilitación" oficial del compositor (había que satisfacer el "ansia" cultural de los mandamases del Partido) y obteniendo el premio Lenin al año siguiente.

Conmemora el 40 aniversario de la Revolución Soviética, los acontecimientos de la Revolución Rusa de 1905 y más concretamente los hechos del Domingo Sangriento de enero de 1905 en el que las tropas del Zar Nicolás II recibieron a tiros a unos manifestantes que se dirigían al palacio de Invierno de San Petersburgo, si bien Shostakovich también critica con ella, de forma oculta, a su gobierno por un suceso similar acontecido en Budapest en octubre de 1956 (el maestro siempre en ese juego delicado y peligroso de las referencias ocultas nos ofrece una vez un lienzo en el que refleja la brutalidad de las dictaduras y el esfuerzo del pueblo para liberarse de los tiranos.).


La Sinfonía está elaborada en cuatro movimientos e independientemente de sus matices políticos, de los que en parte hay que olvidarse, es una obra oscura y concentrada, alternando pasajes de tensión casi insoportable, con violencia y arrebatos salvajes, todo ello magistralmente creado, instrumentado y organizado por Shostakovich. En la obra se hacen referencias numerosas a cantos populares rusos, una forma de homenajes por parte del autor al propio pueblo y uno de ellos es el que acompañó a Lenin en su funeral (es verdad que el tiempo siempre da la razón a quien la lleva, a pesar de que a veces sea largo, muy largo y doloroso).


La Plaza del Palacio (Adagio) recuerda la esclavitud de las personas y las cárceles; las armonías tristes en las cuerdas y arpa, trompeta, tambor batiente, ritmo monótono, citas de canciones de los prisioneros, etc. Todo ello contribuye a un movimiento frío, tranquilo y algo amenazante, con cuerdas transparentes y distantes y timbales enormemente emotivos. Los bronces evocadores a gran distancia son preciosos. 

El 9 de enero (Allegro) está construido sobre un tema tomado de una composición coral de 1951. Evoca los asesinatos y el fracaso de la Revolución de 1905, con un retorno del tema del primer movimiento, la Plaza del Palacio, para referirse a los responsables. Los instrumentos reflejan perfectamente las sensaciones que se quieren transmitir: ira, lamentos, armas, marcha sangrienta, dolor, angustia, etc.

Memoria Eterna (Adagio) se basa en una marcha fúnebre y revolucionaria, es un lamento sobre la violencia, sonando de nuevo hacia el final el material del segundo movimiento. 

El toque de Arrebato (Allegro non troppo) y movimiento final de la obra nos permite volver a escuchar el canto revolucionario y nos vuelve a dejar apreciar también el tema principal, La Plaza del Palacio, para hablar sobre la victoria de los revolucionarios. Comienza con una marcha, que alcanza un clímax de violencia, seguido por un retorno a la tranquilidad del inicio de la sinfonía; la orquesta se lanza a una marcha, una vez más, alcanzando su punto culminante con el tambor y campanas en el arrebato (campana de alarma o señal de alarma). ¿Es un anticiparse al futuro, a los acontecimientos de 1917? 


Una obra verdaderamente impresionante y dura de la que el maestro Rostropóvich dijo que es un réquiem por todas las revueltas reprimidas. Sea cual sea la intención final de Shostakovich es verdaderamente magistral su forma de plasmar en música las sensaciones que pueden llegar a sentirse en momentos como los que intenta reflejar. La opresión, el miedo, la parálisis, el odio, la ilusión, la frescura, el idealismo, etc. sensaciones a veces contrapuestas que en el cuadro musical del maestro aparecen de forma mágica como verdaderos faros que iluminan su desarrollo. Cuadro que por otro lado podemos relacionar casi de inmediato con la forma musical del lenguaje de Mussorsgky, con el lenguaje musical cinematográfico del propio Shostakovich y con su habilidad mágica de unificar en un todo las diferentes referencias, motivos, cantos populares, melodías, abstracciones musicales, temas objetivos etc. Todo ello además aderezado por una instrumentación musical colosal, realmente arrolladora y sensacional.

En palabras del gran director Eliahu Inbal..."La sinfonía habla de la historia de 1905. Pero a veces los compositores escriben un título al comenzar una obra, lo que hizo Shostakovich, para luego quitarlo. No importa el nombre, todo está en la música. Basta una somera idea para seguir el primer movimiento, en el que la orquesta describe un frío invierno, con niebla. El segundo es una explosión, la protesta de la gente. El tercero describe la brutal represión con muchos muertos y el cuarto, es una marcha fúnebre aunque seguida de la esperanza, con la seguridad de que el pueblo triunfará. Hay una historia contada en la música. Ocurrió en Rusia en 1905 pero es trasladable a cualquier pueblo oprimido hoy en día...".

Espero que disfruten de este maravilloso disco en el que el maestro Slovák nos ofrece una partitura profunda, intensa, dura, realista llena de detalles musicales bellísimos y pinceladas de humanidad y dulzura. Un fresco musical agrio pasado por un toque de realidad y esperanza.




Shostakovich
Sinfonía nº 11 ·El Año 1905" 

Czecho-Slovak Radio Symphony Orchestra - Bratislava
Ladislav Slovák

Grabación:
Nº 11, Concert Hall of the Slovak Radio in Bratislava - 25 de abril al 4 de mayo de 1988








Visitar también:










Y también:







6 comentarios:

  1. Una maravillosa Sinfonía, de mis favoritas. Acabo de descubrir tu Blog y quiero felicitarte por tan maravillosas aportaciones, sin duda seguiré cada una de tus publicaciones, saludos desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo Jeff, seas bienvenido. La Undécima de Shostakovich es impresionante. Hay muy buenas referencias entre ellas esta sensacional interpretación de Slovák. Espero seguir contando con tus comentarios.

      Eliminar
  2. Muchas gracias querido Julio y muy felices Fiestas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querido Guiller. Espero que disfrutes de esta preciosidad.

      Eliminar
  3. Creo que es mas apropiado "toque de rebato". Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Bruno, muchas gracias por la apreciación. Ambas formas son correctas. En el argot de los antiguos campaneros el toque se sigue llamando en muchos pueblos toque de Arrebato aunque es más moderno la forma de tocar a rebato. Te agradezco la aportación querido amigo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar